Preguntas frecuentes

Aquí encontrarás respuestas a las cuestiones que más habitualmente nos plantean nuestros clientes.
DEFECTOS REFRACTIVOS
¿Qué es la miopia?

El ojo miope es aquel que enfoca las imágenes lejanas por delante de la retina, provocando borrosidad. Las causas de la miopía pueden ser un exceso de potencia o una distancia de la córnea a la retina (longitud axial) demasiado alta. El síntoma más general es ver mal los objetos lejanos. Para miopías medias y bajas la visión de cerca es nítida sin necesidad de corrección. Conforme la miopía aumenta, más cerca de los ojos habrá que situar el plano de lectura.

 

Hablamos de miopía simple cuando la graduación no sobrepasa las 6 dioptrías. En este caso su progresión suele detenerse sobre los 20 años. Cuando la graduación sobrepasa las 6 dioptrías se trata de miopía magna. Se cree que está causada por una alteración en el desarrollo del segmento posterior del ojo. Puede llegar a implicar problemas serios, cómo el desprendimiento de retina.

 

El valor de la miopía se mide en dioptrías negativas. Para su corrección se pueden usar: gafas graduadas, lentillas o lentes de contacto e incluso la cirugía refractiva.

Soy miope, ¿qué gafas o lentillas me compro?

A la hora de hacerse una gafa graduada, desde un punto de vista estético,  te recomendamos prestar atención al espesor y al peso de la lente si tu miopía es elevada y, aunque aumentara el precio final de la gafa, consideres como una opción muy interesante el uso de tratamientos anti reflejantes para mejorar la transparencia de tus lentes.

 

Una gafa graduada para corregir la miopía puede tener lentes transparentes (si vas a usarlas en interior), lentes solares (si quieres usarlas como gafas de sol graduadas cuando estás al aire libre) o lentes fotocromáticas (si lo que buscas es la combinación entre ambas, uso en interior y exterior sin tener que llevar encima dos pares de gafas).

 

Si te decides por unas lentes de contacto comprueba el coste del mantenimiento anual de tus lentillas. Las lentillas diarias podrían ser más baratas que unas de larga duración, todo depende del tipo de uso que hagas de ellas. Ahora bien, si tienes cuidado con ellas y sigues los consejos de mantenimiento, podría ser al contrario. Consúltanos y te asesoraremos sin compromiso.

¿Es cierto que puedo corregir mi miopía sin gafas o lentillas ni cirugía?
Sí, gracias a la Ortoqueratología: una técnica de reducción temporal de la miopía mediante el uso de lentillas especiales que remodelan la córnea mientras se duerme.

 

Se trata de una alta especialidad de las lentes de contacto, requiere conocimientos especiales, tecnología adecuada y gran experiencia. La Terapia Refractiva Corneal no es una técnica al alcance de los profesionales generalistas.

 

La terapia refractiva corneal consiste en la redistribución controlada mediante topografía corneal de la porción superficial del epitelio de la córnea. Pero, las modificaciones corneales originadas por efecto de las lentes de contacto rígidas no son permanentes, sino que la córnea tiende a recuperar su forma original: esta técnica es reversible. Por ello, es necesario el uso de las lentes de contacto con efecto retenedor, usadas durante un número mínimo de horas, mantiene los efectos del tratamiento. Si se dejan de utilizar las lentes, la córnea vuelve a su estado original.

 

Estas lentes logran que la longitud axial aumente menos que con las gafas, por eso es un método válido para ralentizar su progresión.

 

No se trata de una adaptación convencional de lentes de contacto, es un tratamiento especial que debe realizarse con los equipos necesarios por optometristas especialmente cualificados y con un seguimiento exhaustivo de los usuarios.

 

Durante la adaptación deben realizarse controles tras la primera noche de haber dormido con las lentes, a la semana, a los quince días, al mes y a los tres meses.
¿Quién puede hacer Orto-k?
Deportistas y personas con un estilo de vida muy activo, cualquier persona cuya profesión requiera ver bien sin gafas, cualquier persona que no quiera o no pueda operarse con LASIK, niños y jóvenes en fase de desarrollo de la miopía y personas que sufren molestias con lentillas blandas.

 

Los casos, a priori, con mayor índice de probabilidad de funcionar bien son los de usuarios habituales de lentes de contacto blandas (no RGP) y gafas, los miopes hasta -6.00 d y los astígmatas hasta -2,00 d. No suelen dar buenos resultados: astigmatismos contra la regla si son de 1,00 D o más, córneas con radios grandes (K menor de 38 D) y cilindros menores que la esfera.

 

En Mamblona Ópicos poseemos la formación y experiencia necesarias para la realización de Terapia Refractiva Corneal, y disponemos de topógrafo corneal y la tecnología adecuada para la exploración corneal.

 

procesoortok

¿Qué es la hipermetropía?
El ojo hipermétrope es aquel que enfoca las imágenes lejanas por detrás de la retina, provocando borrosidad. Si la hipermetropía es baja, el cristalino podría acomodar enfocando la imagen nítidamente en la retina, el esfuerzo acomodativo puede ocasionar fatiga ocular. Las causas de la hipermetropía pueden ser una deficiencia de potencia o una distancia de la cornea a la retina (longitud axial) insuficiente.

 

Si tienes fatiga ocular, ojos rojos y dolores de cabeza, el esfuerzo de acomodación permanente puede ser la causa. Son más frecuentes por la noche y después del trabajo. Una hipermetropía ligera, suele pasar desapercibida hasta los 35/40 años ya que el ojo se adapta para restablecer una imagen nítida. Cuando la hipermetropía es fuerte, se manifiesta pronto en la infancia. Suele ir acompañada de estrabismo, el cual ha de corregirse rápidamente.

 

El valor de la hipermetropía se mide en dioptrías positivas. Para su corrección se pueden usar: gafas graduadas, lentillas o lentes de contacto e incluso la cirugía refractiva.
¿Qué es el astigmatismo?
El astigmatismo consiste en una visión borrosa tanto de cerca como de lejos, no se perciben con nitidez los contrastes entre las líneas verticales y las horizontales. La mayoría de veces, el problema es debido a la curvatura de la córnea, que es más ovalada de lo normal, proporcionando una potencia irregular del ojo. El astigmatismo puede combinarse con otros defectos visuales como la miopía, la hipermetropía o la presbicia.

 

El astígmata confunde los signos parecidos como la H, la M, y la N o también el 8 o el 0. Combinado con la miopía o la hipermetropía, el astigmatismo puede provocar fatiga ocular, dolores de cabeza, escozor, picor, ojo rojo, etc. El valor del astigmatismo se mide en dioptrías (positivas o negativas) y eje. Para su corrección se pueden usar gafas graduadas, lentillas o lentes de contacto.

 

Si te decides por unas lentes de contacto, debes saber que se trata de lentes de contacto tóricas, las cuales en ciertos casos requieren un poco más de adaptación que las lentillas esféricas. Consúltanos sin compromiso, para determinar el tipo de lente de contacto que mejor te iría en función de tu astigmatismo y comprobar el coste del mantenimiento anual de tus lentillas.
¿Qué es la presbicia?
La presbicia es una evolución natural de la vista que se refleja a partir de los 40 años. El cristalino pierde su flexibilidad, se abomba de manera insuficiente y acomoda con dificultad. El resultado es una dificultad en visión próxima. Poco importa si nunca has llevado gafas o ya las llevas, todos terminamos necesitando compensar nuestra presbicia mediante una corrección visual. Si ya usas gafas, añadiremos el valor de tu adición a la corrección actual de visión de lejos para que puedas ver de cerca correctamente.

 

También es conocida como vista cansada y es un problema derivado del envejecimiento. Pasado el tiempo, aparece la imposibilidad de leer o ver de cerca si no se usa una corrección visual. En los primeros momentos de la presbicia los síntomas de un présbita no corregido pueden ser: fatiga ocular, ojos rojos, dolor de cabeza o necesidad de alejar el texto de los ojos. El valor de la presbicia se mide en dioptrías positivas y se denomina adicción. Para su corrección se pueden usar gafas graduadas, lentillas o lentes de contacto e incluso la cirugía refractiva.
Tengo presbicia, ¿qué gafas o lentillas me compro?
A la hora de hacerte una gafa graduada puedes elegir entre lentes monofocales, bifocales o progresivas. No olvides que entre los 40 y los 60 años estarás obligado a cambiar de lentes cada 3 o 4 años para ir adaptando tu corrección a la evolución de la presbicia. Si te decides por unas lentes de contacto, debes saber que se trata de lentes de contacto progresivas, las cuales requieren mas adaptación que las lentillas esféricas.
¿Cómo puedo mejorar mi salud visual?
  1. Mira a lo lejos siempre que sea posible.
  2. Mantén una distancia equivalente a la que hay entre tu codo y la primera falange de tu dedo corazón (aproximadamente 40 cm), no más cerca.
  3. Sé siempre consciente periféricamente de todo lo que hay a tu alrededor, tanto cuando miras de cerca como de lejos.
  4. Enfoca bien un objeto lejano durante entre 30-60 segundos cada 8-12 páginas ó 45-60 minutos.
  5. Descansos. Si no dispones de una ventana, al menos interrumpe la actividad visual prolongada en cerca levantando la cabeza, moviéndote en la silla, haciendo unos sencillos estiramientos de cuello o dando un paseo por la habitación cada hora.
  6. Parpadea con asiduidad para irrigar mejor los tejidos corneales y disminuir la rigidez visual.
  7. Realiza actividades al aire libre, principalmente aquellas que favorezcan la apertura corporal o requieran mirar más allá del brazo extendido.
  8. Mantén una alimentación equilibrada, rica en vitamina A (zanahorias, leche, queso, espinacas…), trata de comer muchas verduras y fruta fresca, y no abuses del azúcar.
  9. Conduce con plena conciencia periférica, estarás más relajado y tus reflejos estarán más alerta.
  10. Adopta una postura correcta cuando estés sentado.
  11. Busca una buena iluminación, mejor si es natural.
  12. Evita contrastes y superficies brillantes en tu escritorio.
  13. Conserva una temperatura ambiente intermedia.
  14. Cuando mires la televisión, hazlo a más de 2 metros y nunca con la luz apagada, Mira a lo lejos durante los anuncios, no la veas tumbado y limita el tiempo a 2 horas al día como máximo.
LENTES PROGRESIVAS
¿Qué son las lentes progresivas?
Son lentes oftálmicas utilizadas para compensar un campo visual de lejos, otro de cerca y una serie de distancias intermedias. Son la solución que restaura una situación más similar a lo que es el sistema visual antes de la presbicia.
¿Qué ventajas ofrecen las lentes progresivas?
No hay “saltos” de imagen, son más estéticas que las bifocales (porque son completamente lisas) y posibilitan una visión “natural”.
¿Por qué hay precios tan variados en progresivas?
Existe una amplia gama de diseños, por eso unos progresivos son más caros que otros. No es lo mismo llevar un diseño de hace 15 años que el más novedoso. Aunque ambos cumplen su función, los de alta gama ofrecen un mayor confort. Además, existen extras que van incrementando el precio final: endurecido, anti-reflejante, antiestático, hidrófugo, fotocromático, etc.
¿Cuántos tipos de lentes progresivas hay?
  1. FREE FORM personalizados: las lentes progresivas de última generación, las más avanzadas y personalizadas. Consiguen una visión más amplia, más estable y con mayor control de estabilidad visual. No importa tu error refractivo, puedes estar seguro que estos diseños te permitirán una adaptación como ningún otro progresivo lo había hecho antes: fácil e inmediata.
  2. Diseños avanzados con retallado FREE FORM: una nueva generación de lentes progresivas que garantiza la máxima estabilidad y la visión más amplia y cómoda.
  3. Diseños avanzados standard: diseños suaves “clásicos” que confieren una adaptación fácil y un rápido procesamiento de la información visual.
  4. Diseños especiales “cortos”: lentes progresivas especiales para monturas pequeñas, diseñadas para aquellos usuarios más preocupados por la moda.
  5. Diseños básicos: progresivos standard, para usuarios sensibles al precio.
¿Qué son las progresivas personalizables?
Se elaboran conforme a las características de cada persona: distancia entre los ojos, forma del rostro, asiento y diseño de su montura, etc. De esta forma, las exigencias del usuario quedan perfectamente cubiertas. Pueden ser:

 

Monofocales: cada lente corrige para una sola distancia (lejos o cerca).
Bifocales: formados por dos partes, la principal corrige los defectos visuales correspondientes a la visión lejana y la secundaria, inferior y más pequeña, corrige la distancia de lectura.
Ocupacionales: productos de valor añadido a la hora de ofrecer una lente de lectura, para ordenador o para la oficina.
Progresivas: integran la corrección para todas las distancias. El resultado es una visión correcta a cualquier distancia y con unas únicas lentes.

 

Su proceso de fabricación está basado en la tecnología Free Form (“tallado punto por punto”) y tiene en cuenta, no solo tu agudeza visual, sino también los parámetros totalmente únicos de tu rostro y los de la montura que prefieres.

 

Una lente cortada a tu medida, para garantizar comodidad de uso y visión, con cualquier número de dioptrías y a cualquier distancia. El “tallado punto por punto” va a conseguir que todas las zonas de la lente queden optimizadas al máximo y que el resultado final sean lentes progresivos con la máxima calidad óptica.

 

lenteocupacional

¿Necesito progresivas ocupacionales personalizadas?
Leer, trabajar con el ordenador, hacer manualidades o bricolaje, arreglar el jardín o tocar un instrumento: hay muchas actividades en las que deseas tener tu entorno cercano totalmente bajo control.

 

Los lentes ocupacionales personalizados permiten un rango de visión más exacto mucho más allá de la distancia de lectura. Siempre podrás ver bien de cerca, sin posturas incómodas de la cabeza.

 

Son lentes ideales para trabajar frente al ordenador. Tu mirada puede cambiar cómoda y progresivamente desde un documento al teclado o a la pantalla. El amplio campo visual en la zona intermedia te permite una cómoda postura ante el monitor y la posibilidad de trabajar relajadamente.
¿Cuánto tardaré en adaptarme a mis progresivas?
La adaptación suele durar una semana, excepcionalmente algo más. Aunque el tiempo de adaptación sea largo, si existe una evolución positiva en la tolerancia de los progresivos, hay que tener paciencia porque el proceso de aceptación culminará seguro con éxito.
¿Me costará mucho adaptarme a mis progresivas?
Los primeros días cuesta un poco, pero solo las personas con problemas de equilibrio o propensión al mareo suelen presentar dificultades en el proceso adaptativo. Es normal que los primeros días en usar las gafas progresivas, te impacientes al mirar y no ver con nitidez de forma inmediata o que, al mover la cabeza, se te mueva todo tu entorno. Solo tienes que tener un poco de paciencia y confiar en tu óptico optometrista de confianza, en una semana de uso la dificultad se habrá superado.
¿Cualquier persona puede usar progresivas?
Algunas profesiones o actividades puede obligar a la adopción de posturas forzadas, dificultando el uso de gafas progresivas. El mismo riesgo de accidente, en algunos trabajos, puede hacer poco aconsejable su uso durante la etapa inicial de adaptación.
¿Por qué rechazo las progresivas?
Entre los factores condicionantes para la no aceptación de las lentes progresivas están los “estrabismos manifiestos” (desviaciones evidentes de los ojos) y los “latentes” (desviaciones esporádicas de los ojos), las “hiperforias” (tendencia a desplazarse verticalmente un ojo respecto al otro), los problemas de “insuficiencia de convergencia” (los ojos tienen tendencia a divergir cuando miran de cerca, por lo que el esfuerzo de centrado es mayor de lo normal), el llamado “nistagmo” (movimiento regular y repetitivo de los ojos, como un “temblequeo”) o las diferencias importantes de graduación entre un ojo y otro (anisometropías).

 

En usuarios de gafas que no presenten ningún problema de los expuestos, excepcionalmente pueden darse casos de rechazo asociado a aspectos que escaparían de los estrictamente visuales, tanto de origen orgánico, como funcional (de “funcionamiento visual”) o psicológico.
¿Cómo será el proceso de adaptación a mis lentes progresivas?
Tendrás que aprender a “apuntar”. Dado que cada punto del pasillo tiene una potencia diferente, adecuada para mirar a una distancia concreta, habrás de construir (inconscientemente) un mapa de la localización de los puntos por donde hay que mirar a una distancia determinada. Llegado un cierto momento, esto será tan natural y automático para ti como andar o respirar.

 

Puesto que el pasillo está diseñado para coincidir con la postura natural de los ojos para cada distancia, aprender a “apuntar” no supone ninguna dificultad. Lo único que hay que hacer es acostumbrarse a mirar de frente a las cosas cuando utilicemos esta zona.

 

Los usuarios acostumbrados a mover los ojos -pero no la cabeza- para localizar objetos desplazados lateralmente, notarán que han de hacer un esfuerzo de aprendizaje para combinar los movimientos de ojos y cabeza, sobre todo mirando a distancias intermedias.
¿Puedo hacer algo para adaptarme mejor a mis progresivas?
  1. Practica el cambio de visión lejos-cerca. Por ejemplo: sentado en el sofá delante de la televisión, con la espalda erguida y una revista en las manos, alterna la visión del televisor con la lectura.
  2. Ten cuidado al mirar al suelo o bajar escaleras: baja la cabeza y mira por encima.
  3. Intenta no mirar de “reojo”: conjuga los movimientos de cabeza con los oculares.
Tras una semana, no me adapto a mis progresivas ¿qué puedo hacer?
Ven a vernos y coméntanos tu problema. A veces, un mínimo ajuste de la altura de las gafas puede suponer un cambio muy grande en el confort del usuario. Es muy importante que no te quites las gafas y dejes pasar el tiempo, porque cada vez te costará más empezar.
LENTES DE CONTACTO
¿Qué tipos de lentes de contacto hay?
BLANDAS DESECHABLES
Pueden ser de uso diario, semanal, quincenal, prolongado, mensual, trimestral o cosmético.
Las lentes de contacto desechables de uso diario pueden llevarse en los ojos un máximo de 12 horas. Al usar una lente por día, no requieren ningún tipo de mantenimiento: simplemente te las quitas y las deshechas al final del día.
Las lentillas desechables semanales o quincenales se pueden llevar puestas una semana seguida sin necesidad de retirarlas por las noches.
Las lentes de contacto desechables mensuales y trimestrales deben limpiarse y almacenarse en los recipientes indicados durante la noche, para usarlas a la mañana siguiente, durante un mes.
Es la opción a la que más se suele recurrir, por el equilibrio que ofrecen entre seguridad y precio.

 

BLANDAS CONVENCIONALES
Estas lentes pueden durar hasta dos años si se usan como máximo diez horas. Es la opción más económica por su duración y porque corrigen todo tipo de defectos, incluso sirven para las graduaciones altas o parámetros poco frecuentes que no alcanzan a corregir las desechables.

 

RÍGIDAS (RGP)
Ofrecen muy buena calidad visual, son de larga duración y permiten que el ojo se oxigene mejor que con ninguna otra alternativa.
La adaptación requiere un nivel más alto de compromiso por parte del usuario y el adaptador.
En ocasiones, por las características particulares del ojo del paciente, es la única opción posible, lo cual no hace que su adaptación sea más sencilla.
Las geometrías más especiales que consiguen resultados más sorprendentes se consiguen con este tipo. La Orto-K es un tipo de adaptación que nace de la especialización de este tipo de geometrías.

 

COSMÉTICAS
Son un complemento que cambia el color de ojos. También pueden tener graduación y cumplir una función médica además de cosmética.
¿De qué están hechas las lentillas?
Pueden ser de hidrogel, hidrogel de silicona o gas permeable.
¿Si me compro las lentillas más caras mejor, no?
Cada persona necesita una clase de lentes de contacto específica y ésta no necesariamente tiene por qué ser la más reciente (y, por tanto, más cara).
TERAPIA VISUAL
Me cuesta concentrarme ¿puede ser por problemas visuales?
Actualmente las exigencias visuales son muy grandes, el estrés y pasar muchas horas sentados frente a una pantalla, hacen que sea relativamente frecuente la existencia de problemas de atención en edades tempranas. En muchas ocasiones el fracaso escolar se debe a una mala percepción y procesamiento de la información visual.

 

En Mamblona Ópticos podemos evaluar las diferentes áreas implicadas en la visión y determinar qué partes del proceso necesitan un “nuevo aprendizaje”. Esto es posible gracias a una serie de pruebas específicas de Terapia Visual. En caso de necesidad, diseñamos un plan de terapia con el fin de conseguir que la persona perciba, procese y comprenda de forma más eficaz la información visual.

 

Mediante la Terapia Visual se estimulan las habilidades visuales, se logra una mejora en los problemas de atención y concentración, se previenen problemas en la vista o la visión y se eliminan problemas visuales cuando ya se han desarrollado.
AFECCIONES VISUALES
Cuando uso mucho el ordenador me duelen los ojos ¿debo usar gafas?
Cuando leemos un libro, la pantalla de un ordenador, un teléfono o cualquier soporte que se sitúe a una distancia próxima, demandamos a nuestro sistema visual que enfoque para ver nítidamente, para lo cual los ojos, en sincronía, activan determinados procesos. En ocasiones, nuestra demanda de mantener el enfoque en una distancia próxima se prolonga durante horas, generando problemas. Ven a vernos, evaluaremos tu caso y te informaremos sin compromiso.
¿Qué síntomas da la DMAE?
– La zona central de la visión aparece borrosa, de tal manera que puede verse la silueta de un objeto o una persona, pero no distinguir sus detalles o sus rasgos.
– Las líneas rectas parecen ondularse o inclinarse.
– Las letras a menudo desaparecen cuando se está leyendo.
– Disminuye la visión de los colores.
– Se hace cada vez más difícil ver en la penumbra o en la oscuridad.

 

Cuando la mácula está afectada por DMAE se pierde, de forma progresiva e irreversible, la visión de uno o de ambos ojos.
¿Se puede prevenir la DMAE?
Hay varios factores de riesgo para la degeneración macular, el primero es la edad. A medida que la edad avanza, su incidencia se hace mucho mayor y puede decirse que la mitad de los europeos mayores de 65 años la padecen. Otros factores de riesgos son la predisposición familiar, una dieta pobre (en vitaminas C y E, zinc, luteína y zeaxantina), tener el iris de color claro, el tabaco, la obesidad, la exposición directa a la luz del sol y otras enfermedades (como hipertensión no tratada, aterosclerosis, colesterol elevado e historia familiar de enfermedad cardíaca).

 

Cada vez se diagnostica más precozmente, y a veces se puede ralentizar la progresión de la forma de DMAE seca, y estabilizar e incluso mejorar la visión en la forma húmeda.

 

Podemos comprobar si estamos afectados, realizando un rápido test denominado “la rejilla de Amsler”.

 

rejillaamsler

¿Qué es el glaucoma?
El glaucoma es un grupo de enfermedades oculares que dañan el nervio óptico, el cual se encarga de transmitir impulsos eléctricos al cerebro. El daño generalmente ocurre como resultado de la presión elevada del fluido (humor acuoso) en el ojo. Este daño resulta en cambios en la visión progresiva y posterior pérdida de visión.

 

Recomendamos revisar la tensión una vez al año a todos los mayores de 50 años y a cualquier persona con antecedentes familiares.

 

eyes_glaucoma

AUDICIÓN
Tengo 65 años, ¿debería revisar mi audición?
A menudo tomamos conciencia de la importancia de nuestro sentido de la audición solo cuando nos preocupa la posibilidad de perderlo. En cualquier caso, esta preocupación puede ser el primer paso hacia la prevención. No dudes en venir a visitarnos para una revisión gratuita. Una buena audición facilita la orientación espacial, la percepción de los sonidos no seguros (por ejemplo, el tráfico) y nuestras relaciones sociales.
Soy músico de rock ¿tengo que usar protectores auditivos?
Una banda de rock toca música en un nivel 100 a 120 dB: la misma cantidad de ruido que produce un avión grande a una distancia de 30 metros. Cuando el volumen de ruido es así de alto, la mayoría de las personas lo encuentran molesto y -si la intensidad del sonido supera los 130 dB- percibirán dolor en los oídos.

 

Aunque las molestias no solo dependen de la potencia del amplificador, también de la distancia a la fuente, la distribución de frecuencias y la longitud de tiempo de exposición. El ejemplo más claro es el mp3: estos dispositivos entregan una fracción de un watt, pero la fuente se encuentra tan cerca del oído que puede provocar daños.

 

Para los músicos y técnicos sometidos a este tipo de ruido constantemente, las consecuencias pueden ser devastadoras. Los síntomas comienzan con la pérdida de la capacidad para oír sonidos y tonos de alta frecuencia. En muchos casos, esto causa problemas a los artistas que tienen que escuchar y reproducir las notas altas igual de bien que las bajas para tocar o cantar junto con los otros miembros de la orquesta. A menudo, un músico que sufre pérdida de audición de frecuencias altas intentará compensarlo tocando más alto con notas agudas, dando lugar a una representación artísticamente inaceptable.

 

Si el problema empeora (hipersensibilidad en forma de aumento de la presión sanguínea, migrañas, fatiga o la sensación de que los instrumentos suenan dolorosamente altos), suele derivar en tinnitus (acúfenos).

 

Otro síntoma común es la incapacidad de percibir cambios en el tono. Este estado se conoce como displacusia, y resulta muy problemático para los cantantes ya que deben controlar su voz todo el tiempo y no desafinar en ningún momento. En consecuencia, un cantante con alteración de audición también se arriesga a dañar su voz ya que cantará más alto para poder controlar su propia voz.
¿En qué se diferencian los protectores de los tapones?
Los tapones tradicionales amortiguan la música y la voz, reduciendo más el sonido en las altas frecuencias que en las bajas y medias, por lo que música y voz no suenan naturales. Además, si se insertan demasiado, pueden llegar a atenuar 40 dB, lo cual es excesivo.
¿Los tapones a medida puede usarlos todo el mundo?
Están especialmente indicados para personas que presentan continuas otitis agudas o crónicas, oídos sensibles, oídos operados por drenajes transtimpánicos (DTT) y oídos que se infectan con facilidad o no consiguen mantener seco su conducto con métodos convencionales.
ESTÉTICA
¿Qué tipo de gafa le va mejor a mi cara?
Si tienes la cara ovalada: apuesta por los modelos redondeados. Aunque el canon de belleza dicta que el rostro ovalado es el ideal, por lo que, si tienes este tipo de forma, puedes permitirte casi cualquier modelo.

 

Si tienes la cara cuadrada: suaviza tus facciones con monturas levemente curvadas. Necesitas ángulos que suavicen tu rostro. No uses unas gafas excesivamente pequeñas que marquen tu rostro en vertical. Las mejores monturas para este tipo de cara son las finas. Las formas redondeadas te favorecen, pero no un modelo completamente circular. Los colores claros suavizarán la dureza de tu rostro.

 

Si tienes la cara rectangular: en este tipo de rostro la frente y la mandíbula son más amplias que en el cuadrado. En ambos tipos de cara los modelos recomendados son muy similares, pero los rostros rectangulares tienen que buscar gafas lo más altas posibles: huye del efecto de horizontalidad para evitar que tu frente resalte demasiado.

 

Si tienes la cara triangular: elige aro pequeño y líneas verticales que acompañen tu óvalo. Para disimular la frente amplia y el mentón pronunciado las gafas tipo aviador serán un buen aliado, siendo aconsejables los modelos de montura fina. Si la frente es muy ancha, conviene que la montura sea alta de aro, equilibrando de esta forma el conjunto de tu rostro. Las formas ovaladas darán armonía a tu cara y los colores oscuros serán un acierto.

 

Si tienes la cara redonda: escoge forma rectangular y colores fuertes. Evita las gafas excesivamente redondeadas. Has de buscar monturas que alarguen tu rostro de arriba a abajo y te conviene apostar por las formas rectangulares. Atrévete con modelos angulosos que contrasten con la redondez de tu cara y con monturas anchas e incluso de colores. Los modelos retro son una gran idea para este tipo de caras.
¿Qué estilo de maquillaje me conviene más si llevo gafas?
– Olvídate de las sombras oscuras. Tanto si tu cristal es grueso como si no lo es, las sombras oscuras producen un efecto reductor del tamaño del ojo detrás de él. Opta por el beige y el rosa y por simples iluminadores para los párpados.

 

-Que tu sombra combine con la montura. Si eres de las más atrevidas que lucen gafas de colores, procura que el tono de tu sombra combine con ella.

 

– Pon la atención en tus pestañas, aunque con mucho cuidado: aplica la máscara en las puntas evitando que se apelmace, separándolas para ampliar tu mirada. Pero no las alargues demasiado o dará la impresión de que se chocan con el cristal.

 

– Si tienes miopía, entonces los cristales harán que tus ojos se vean más pequeños, por lo que tu maquillaje debe intentar agrandarlos. Traza una línea fina con un lápiz de ojos negro o marrón en el párpado superior, que se vaya ensanchando de dentro hacia fuera. Pon énfasis con la máscara de pestañas. Puedes utilizar una sombra clara también, preferiblemente brillante o con acabado nacarado.

 

– Si tienes hipermetropía, los cristales harán que tus ojos parezcan mayores. Prescinde de la sombra o utiliza acabados mate; aquí te puedes permitir colores más oscuros. Sé muy cuidadosa con la máscara, sólo una pequeña capa para definir.

 

– Destaca tus labios. Como el maquillaje de tus ojos será muy discreto, debes poner toda la atención en tus labios, especialmente si es para un look de noche.

 

– Si llevas monturas al aire, maquíllate como siempre lo haces porque en este caso no hay montura que interfiera.
¿Las lentillas de colores son malas para los ojos?

Las lentillas cosméticas son un complemento que cambia el color de ojos sin causar daños en la visión si se usan con responsabilidad. Consúltanos sin compromiso y te informaremos sobre las que más te favorecen.

DEPORTE
¿Para mi deporte necesito gafas?

Sea cual sea tu deporte, existen unas gafas adecuadas, y nosotros las tenemos. Algunos ejemplos:

 

  • Conducción: en montaña, asfalto, terrenos accidentados… cada conductor necesita unas gafas distintas y fiables, tecnológicamente avanzadas.

 

  • Deportes de playa: para garantizar el máximo rendimiento frente al sol, el viento y la arena, proponemos una gama de gafas de playa diseñada para satisfacer las necesidades de cada jugador.

 

  • Ciclismo: los ciclistas necesitan gafas que resistan las caídas, la tensión física, las rutas largas y las condiciones meteorológicas adversas. Hay tantas posibilidades como tipos de bicicletas existen.

 

  • Golf: este deporte requiere gafas de precisión para condiciones de luz y viento muy variables.

 

  • Deportes náuticos: gafas con ajuste perfecto al rostro y estabilidad total gracias a su diseño ergonómico y confortable.

 

  • Pádel: hay una gama de gafas específicas, testadas por su ajuste, estabilidad y filtro versátil para diferentes condiciones de luminosidad.

 

gallery_Rydon ImpactRX

¿Cómo sé si unas gafas deportivas son buenas?

Fíjate, ante todo, en estos tres aspectos:

 

  • Tecnología: la lente envolvente es indispensable para un amplio campo de visión en cualquier deporte. También los materiales de las monturas y otros aditamentos como sudaderas frontales, respiración anti-empañamiento, etc.

 

  • Sujeción y confort: van de la mano, en características de la gafa como ligereza y estabilidad, los terminales y puente (en contacto contigo).

 

  • Óptica: la lente deportiva debe rendir al máximo para que tú también puedas hacerlo. Hay monturas válidas para diversos deportes, pero no así la lente, cuyo tipo es determinante en cada deporte.

 

RUDY_TECNO_INFO

¿Qué ventajas me ofrecen las gafas deportivas graduadas?
  • Seguridad: las lentes oftálmicas deportivas te protegen gracias a las propiedades moleculares de los materiales, que las hacen irrompibles. También hay filtros estabilizadores de luz, reductores del brillo…

 

  • Propiedades ópticas superiores: protección antiestática del polvo y las impurezas, hidrofobicidad para la protección contra gotas de agua, mayor protección de las huellas digitales que revertirán en reducción de reflejos, imágenes fantasma y halos.

 

  • Mayor campo visual respecto a las gafas de tradicional base óptica: en el deporte, son necesarias gafas con una base (curva) muy amplia (6 a 9), que ofrecen una protección total de los agentes atmosféricos dañinos. Las lentes habituales base 4 ofrecen un campo visual limitado. Las lentes envolventes en base 8 proporcionan un campo de visión muy amplio. Gracias a su diseño óptico asférico y digital, se consigue la no distorsión de la visión periférica que antes era zona de no visión.

 

  • La esencial posibilidad de corrección prismática: representa la tecnología más avanzada en el campo de la protección visual. Con equipos de corte y acabado muy sofisticados. Sistemas digitalizados automáticos de mecanizado y asfericidad que permiten la compensación prismática en lentes graduadas envolventes, transformando la zona no hábil de la lente y ampliando hasta la periferia de la lente el campo visual.

 

RUDY_TECNO_INFO1 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para su correcto funcionamiento y para obtener información estadística. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR